2014 – Herramientas pedagógicas – Johnny Correa

HERRAMIENTAS PEDAGÓGICAS
Una exposición de
Johnny Correa
Octubre 4 – Noviembre 7 de 2014

Galería Ateneo Porfirio Barba Jacob
Medellín, Colombia

Curaduría Adriana Rios Monsalve

10644598_10152740581929604_2631424886919619427_o

“Recuerdo como si fuera ayer aquellos días en mi niñez cuando la vida giraba en torno a esos clics metálicos tan temidos, a los constantes estallidos y zumbidos que atravesaban repentinamente las calles de mi barrio. Al otro día ni una sola palabra acerca de la larga noche.
Entre la tentación de preguntar o decir y la necesidad de callar, o bajar la voz hasta que fuera un leve susurro, era donde venía a mi mente esta escena comúnmente hospitalaria, médicos de un lado a otro, camillas, urgencias, enfermeras, taquillas, salas de espera y en ella, aquella infaltable imagen en la pared, o en la entrada de un pasillo, que decía “silencio” con la imagen de una delgada enfermera.
Esta imagen anuncia que algo sucede al interior y se requiere que no sea perturbado. Y en mi caso, es ese interior del barrio, uno con nombre de santo y equipo de grandes ligas, ese que estaba en lo más alto, también ocupando “altos estándares”, pero, de la guerra, el micro tráfico, las extorsiones, y los grupos armados. Allí, una mujer de grandes labios y piel oscura, una enfermera en casa, ya retirada, de la que se aprovecharon heridos de cada bando, decía: “mijo, calladitos”.
Poco ha cambiado todo desde aquel entonces, el silencio sigue siendo esa cortante orden reforzada por imágenes mucho menos amables que una delgada enfermera. Aquí lo que es y no es permanece incierto, lo legal y lo ilegal diluyen sus fronteras en un caos donde no se sabe quién dicta o quien manda, lo claro son las diferencias entre el rico y el pobre, el estado y el pueblo, el armado y el “débil”, el que puede y el que no, esto deja líneas y fronteras invisibles impuestas en diversas magnitudes y sectores.
Empecé a entender las dinámicas del barrio, a navegar en ese mar de zozobra y a saber cómo moverme con cautela, a nadar como nadan las “truchas” y a brincar como brincan las “liebres”, aprendí a traspasar sus fronteras, a romper sus silencios impuestos, con color, con imágenes y escritos que hoy perduran en sus callejones, en sus muros, en sus “zonas”.
Es entonces el lenguaje visual una herramienta tan importante para educar, para ejercer presión, que finalmente puede ser la mejor arma para callar a los que trafican miedos en medio del silencio y desde mi gráfica, aunque se disfrace en ocasiones de sátira, pretendo meterme en todos los niveles sociales y presentar para el que quiera escuchar y ver la historias de la sociedad.
Son bienvenidos pues a Medellín, una ciudad donde nadie ve, pocos escuchan y tampoco dicen.”
Johnny Correa. Medellín, Septiembre de 2014

10428441_10152740581874604_3648799741864741642_n

JOHNNY CORREA
Itagüí, Antioquia, Colombia, 1984
Licenciado en artes plásticas de la Universidad de Antioquia (2014)

Curaduría: Adriana Ríos Monsalve
Diseño gráfico: Juan Sebastián Carvajal

Agradecimientos a Diego Villada y John Goma

Invitación digital2-01-low

Leave a Reply

Your email address will not be published.