2007 – 360º Espacios Familiares

DSC03157-

360º Espacios familiares

Construye una reflexión relacionada con los procesos de apropiación, funcionalización, reinterpretación y de memoria del espacio como común denominador de la arquitectura, la ciudad y las estructuras sociales.

El espacio de la casa es el lugar del recuerdo, de aquello que se quiere preservar, no dejar olvidar, no dejar escapar, el lugar de las huellas del objeto que perteneció al ayer o a la infancia. Ana Mejía trabaja con aquellas huellas y memorias del tiempo que quedaron plasmadas en el espacio tan familiar de su casa, el lugar que está a punto de dejar atrás, como una forma de retenerlo un poco, de atraparlo para siempre. Ella usa el transfer fotográfico sobre tela y luego lo interviene a través de distintas técnicas y materiales. Diana Gómez en un principio se interesa por el espacio habitado y de los objetos evocadores del pasado, el espacio abandonado, el objeto desechado, que en el presente está lleno de colores, texturas y formas. Paula Mesa utiliza el espacio mismo de la Galería y se apropia de su uso original, un restaurante, creando una obra específica al lugar donde una gran enredadera de chocolate le permite hacer referencia a la abundante y desbordante naturaleza del Cerro Nutibara poniéndola al alcance del publico quien puede comerla a su paso y así controlarla.
El espacio arquitectónico es la excusa de Adriana Rios para reflexionar sobre el concepto de espacio, sobre la luz que lo afecta, sobre las formas de mirar y sobre los temores del no poder ver. Aquí mientras le permite al espectador disfrutar de la imágenes, lo induce a seguir una serie de instrucciones de observación.
En el espacio urbano como lugar común a la experiencia social Laura Barrientos se apropia de la actividad de colgar la ropa afuera y la lleva a extremos, llamando la atención sobre esta práctica popular, ella cuelga la ropa en la ventana, en el puente, en la ladera del río.
La obra de Yudy Rodríguez está basada en una fotografía antigua de sus abuelos quienes, a la manera del display de feria, pierden su verdadero rostro y son reemplazados por el del transeunte. Natalia Echeverri ha hecho un seguimiento de cerca y de lejos de la transformación física y social del barrio Moravia, como objeto de investigación en el hábitat y en la pintura.

DSC03160-

DSC03166-

DSC03170-

DSC03171-

DSC03004-

DSC03030-

DSC03051-

DSC03411-

DSC03415-

DSC03419-

DSC03510-

Leave a Reply

Your email address will not be published.